jueves, 3 de mayo de 2012

Manejo de los electrodos revestidos



Los electrodos revestidos y los fundentes para soldadura, cuando absorben humedad alteran el depósito de soldadura. Esto se refleja de la siguiente manera: poros en el cordón, o fisuras en el depósito de soldadura por hidrógeno atómico absorbido en la estructura del metal base y el metal de aporte.
 
Como consecuencia, esto influye también, en la alteración de las propiedades mecánicas de la unión soldada, como la resistencia a la tensión, elongación, tenacidad y dureza.
La humedad es la fuente principal de hidrógeno. Con la temperatura generada por el arco eléctrico, el agua (H2O) se disocia liberando átomos de hidrógeno que causan poros en las soldaduras.

Fig.1. Electrodo revestido (SMAW)

Por ejemplo, el aluminio, cuando entra en contacto repetidamente con el agua, genera una capa superficial de óxido de aluminio hidratado, (Al2O3·nH2O). La humedad producida por condensación, bien sobre el consumible o bien sobre el metal base, puede dar lugar a dos problemas durante el soldeo: poros producidos por el hidrógeno generado en la disociación del agua procedente del óxido hidratado, o de la humedad presente en las superficies metálicas.

 Como un principio básico los electrodos deben ser almacenados en su empaque original hasta ser usados. Si es posible, los empaques de los electrodos deben ser sacados del almacén en la secuencia en que fueron recibidos.

Los electrodos deberán ser almacenados en un depósito seco donde sea posible controlar la temperatura y la humedad. El ambiente en este almacén deberá tener una humedad máxima de 60% y una temperatura mínima de 15°C.
Un almacenaje inferior a 10°C podría ocasionar absorción de humedad en el revestimiento de los electrodos, que posteriormente durante la soldadura pueden generar porosidades, grietas en el cordón de soldadura o inclusión de hidrógeno en el metal de soldadura, como se mencionó anteriormente.

Nunca se deben dejar los electrodos directamente en el piso. Una vez abierto el empaque de los electrodos, deberán ser secados y almacenados necesariamente. Nunca los deje a temperatura ambiente. Cuando los empaques de los electrodos han sido abiertos y expuestos al medio ambiente, deberán ser re horneados (algunos autores también lo denominan “resecado”) antes de su aplicación, debido a la absorción de humedad.

Los productos podrán ser almacenados por un máximo de 1 año en su empaque debidamente cerrado. En la siguiente tabla se muestra una descripción para la conservación y re horneado de los electrodos.
    
Condiciones típicas de almacenaje y re horneado de los electrodos según el revestimiento básico, ácido, rutílico, de acuerdo con las especificaciones AWS (American Welding Society) A5.1, A5.4, A5.5, A5.11

Clasificación AWS
Almacenamiento en empaque cerrado
HR = Humedad relativa
Almacenamiento del empaque abierto dentro del horno de sostenimiento
Temperatura y tiempo de
re horneado
E6010, E6011
Almacénese a temperatura ambiente
No recomendado
No recomendado
E6012, E6013, E6019, E6020, E6022, E6027, E7014, E7024, E7027

30ºC ±10ºC
 HR 50% Max.

12ºC  a 24ºC

Una hora a
 135ºC ±15ºC
E7015, E7016, E7018, E7028, E7018M, E7048



30ºC ±10ºC
HR 50% Max.

30ºC a 140ºC

260ºC  a 427ºC
2 Horas

Los electrodos que han estado en contacto directo con agua, grasa ó aceite, NO deben usarse para la fabricación por soldadura. En este caso, incluso el re horneado NO es una solución adecuada dando como resultado trabajos de baja calidad en la aplicación.

Los electrodos recubiertos que están suministrados en latas NO requieren re horneado si están puestos directamente en el secador y son utilizados directamente.

 En un taller de soldadura, la uniformidad en las  temperaturas del aire y del metal es de gran importancia cuando la humedad relativa es alta. Tanto al metal de aporte como al metal base se les debe permitir alcanzar la temperatura de la zona de soldeo.

Los materiales base deben ser limpiados en lo posible con un cepillo limpio de cerdas de acero inoxidable, antes de soldar.
Se recomienda el uso de soluciones débilmente alcalinas y desengrasantes comerciales que no generen  humos tóxicos durante el soldeo. Los soldadores deberán limpiar las juntas con un trapo limpio mojado con un solvente volátil derivado del petróleo. Toda superficie deberá ser cuidadosamente secada tras su limpieza.

   
Agradecimiento a las recomendaciones de:

ESAB
Böhler  Welding Group

No hay comentarios:

Publicar un comentario

News - STEELS

News - ARCAT - METALS - FILES DWG - MORE -